¿Qué es un ROTAVIRUS? ¿Puede causar gastroenteritis?¿ Y en los niños ?


Rotavirus
Fuente:blog.smartsalus.com
¿Qué es un ROTAVIRUS?

Un rotavirus es un virus bastante común en las infecciones de gastroenteritis. Pertenece al género de ARN bicentanario y es de la familia Reoviridae. Hay cinto especies de Rotavirus, siendo A, B, C, D y E. La más común es la A que suele ser la causante de más del 90% de las infecciones humanas.

¿Cómo se transmite el Rotavirus?

Según las estadísticas, casi todos los niños se infectarán de rotavirus antes de los 5 años, ya que este virus es la principal causa de diarrea de los bebés y niños.

El rotavirus se transmite vía fecal-oral, más concretamente, el niño se infecta cuando se lleva las manos a la boca después de que haya tocado algo contaminado con las heces infectadas.

¿Cómo actúa el rotavirus y cuáles son los síntomas?

El rotavirus infecta las células que están en el intestino delgado por lo que causa la gastroenteritis. Como cualquier virus, una vez el niño esté infectado, pasarán un par de días antes de que comiencen los síntomas, que son los vómitos y diarrea. Estos se alargarán durante un periodo de hasta ocho días.

Deberás llevar al bebé o al niño al pediatra en el momento de que tenga diarrea líquida, vómitos y fiebre.

¿Qué tratamiento deberá tener el niño infectado por rotavirus?

Al ser un virus que causa diarrea acuosa y vómitos, lo más normal es que el niño se deshidrate. Por tanto, el tratamiento más importante que le van a recomendar es que tendrá es el reponer los líquidos perdidos. Esto se suele hacer en casi todos los casos, con suero o con una solución de sales y azúcar.

Rara vez se le debe hospitalizar para reponerle los líquidos vía intravenosa, pero si el médico así lo considera oportuno, es mejor que se hospitalice al niño unos días hasta ver que se ha recuperado totalmente.

¿Se puede evitar el rotavirus?

Para intentar prevenir la infección por rotavirus, se recomienda poner la vacuna contra este virus, que se pone a los 2, a los 4 y a los 6 meses.

También sería bueno educar a su hijo a que se lave siempre las manos después de haber ido al baño y antes de comer. En el caso de un bebé, se lavará bien las manos la persona que vaya a tocarle.